domingo, 25 de agosto de 2013

LAS "CIEN MEJORES PELICULAS DE TODOS LOS TIEMPOS..."

Hoy me encontré con una curiosidad. Fui a la Feria del Libro que se realiza actualmente en la capital de mi país. Por suerte decenas de puestos ofreciendo libros. Y por suerte doble, me encontré un puesto con una oferta más que decente de libros sobre cine. 
Les juro que me quería dejar ahí la tarjeta de crédito en números rojos, pero la cabeza pudo más y me conformé con tres títulos que ahora agrego alegremente a mi biblioteca. La joya es el Libro de Francois Truffaut sobre Hitchcock. Imagínenselo. San Francisco hablando de San Alfredo.

¡Pero esa no es la parte curiosa de esta nota! En otro puesto había una venta de libritos de manufactura peruana. Se hacen llamar "los libros más pequeños del mundo". Son eso: libritos. Caben en la palma de la mano. Los temas son en extremo variados porque el chiste en la mayoría de los casos es ver el librito chiquito, en toda su intencional ternura, el contenido-eso me impresionó- cae en un segundo lugar en importancia. Así, ofrecían libritos con las características de las personas según su signo zodiacal, extractos de la Biblia, los mejores chistes para niños, los mejores chistes para adultos, adivinanzas, trabalenguas,pequeñas biografías, propuestas de vida sana a través del ayuno, etcétera.
  Y entre tanta cosa, ahí estaba: el librito titulado "Las 100 mejores películas". ¿el Autor? No queda claro, pero el Sr. Alberto Briceño aparece como editor responsable. Un título así merece la más seria de las atenciones y como el volumen era de un precio accesible lo compré, para empezar a leerlo casi de inmediato, en una de las escasas sillas que había entre los recintos de la feria. 


Entremos en el meollo del asunto. ¿Cuáles son las 100 mejores películas ? Esta pregunta no es facíl de responder: creo que es imposible. Porque cualquier lista elaborada, aunque utilice los criterios más serios, sofisticados y responsables con los que se cuenten, siempre tendrá elementos que alteran el resultado. Elementos que pueden influenciar en los resultados de estas listas podríamos mencionar:
La fecha en que fue elaborada. Es obvio que por ejemplo una lista elaborada en el 2000 no pueda tomar en cuenta a todas las películas que se hicieron de ahí en adelante. Esa lista teórica adolecería forzosamente  de, por ejemplo, La Cinta Blanca (Das Weise Band, Michael Haneke, 2009), Violines en el Cielo (Okuribito, Yojiro Takita, 2009) o Ciudad de Dios(Cidade de Deus, Fernando Meirelles, 2002). 
La producción continua de filmes. En buena teoría, al seguirse realizando filmes, cada vez sería más dificil conservar un lugar en dicha lista, porque buenos (excelentes) filmes podrían ser superados por otros con el paso del tiempo según los críticos. Este factor está en alto grado relacionado con el anterior: era más fácil hacer un recuento de 100 películas en 1910 que en 2010. 
La nacionalidad y continente de los que elaboran la lista. Antes de caer en el error de endilgar esto a un equivocado sentido de patriotismo, aclaremos. Es natural que si la lista la elabora un estadounidense se le observe una tendencia a incluir más películas de EEUU, un francés pondría varias películas extra de Francia, no sería un escándalo que un listado con varias peliculas de Italia sea hecha por un italiano, y sería lógico pensar que un ensayista latinoamericano pusiera algo más de producciones de estas latitudes. ¿Sentido nacionalista? No necesariamente (aunque claro, es posible). Está el hecho de la sencilla oportunidad. Un crítico francés tiene más oportunidad de ver mucho más cine francés que, por ejemplo, un crítico de cine de San Francisco. La exposición pesa. No le puedes pedir a un escritor coreano de cine que piense en poner Ciudad de Dios en su hipotética lista si no habla portugués y la cinta no se tradujo oportunamente. 
Las preferencias fílmicas de los que elaboran la lista. Y no nos referimos a "los gustos propios". Es algo más relacionado a las diferentes escuelas que los críticos hayan seguido en su carrera. Un ensayista experto en el western americano  puede que prefiera elaborar su lista asegurándose que no falte John Ford, y si esto implica dejar por fuera las serenas obras de Un Andrei Tarkovski, ¿qué le vas a hacer?
Y por último, la intención del que elabora la lista. ¿Entretener, educar, adoctrinar? Hay que estar atentos para que no nos metan gato por liebre. Estoy completamente de acuerdo en que una lista incluya "El Nacimiento de una Nación, (The Birth of a Nation, D. W. Griffith, 1915), siempre y cuando establezcamos su importancia por su contribución a la técnica y narrativa cinematográfica y dejemos de un lado sus execrables mensajes racistas. 
Volviendo al librito adquirido. Leyendo la lista, recordé un libro propuesto por Julio Castedo: "las cien mejores peliculas del siglo XX". En dicha obra Castedo hace una propuesta harto interesante. Médico de profesión (¡tenía que ser!), elabora un acercamiento cercano al de los estudios científicos de la profesión, a través de lo que conocemos como "metaanálisis". Con este enfoque, toma en cuenta más de 300 listas de filmes para elaborar la suya, pero inicia su libro aclarando que cualquier lista similar es igualmente válida: siempre habrá títulos cuya presencia nos extrañe, siempre habrá títulos que reclamaremos por su ausencia. Así, respiro hondo al leer mi nuevo librito, donde sí, tienen excelentes títulos sin duda ( y con un pequeño póster miniatura de cada filme, fino, excelente detalle), pero no incluyen Intolerancia (Intolerance, D.W.Griffith, 1916), ni con Faldas y a lo Loco (Some like it Hot, Billy Wilder, 1959), ni Aguirre, la Cólera de Dios (Aguirre, der Zorn Gottes, Werner Herzog, 1972), y en cambio le hicieron espacio a Top Gun, Mujer Bonita y El último Samurai. Buena adquisición: da para pensar, para discutir y- como pueden ver- hasta para reír. Supongo que, al fin y al cabo, de eso se trata.