martes, 15 de octubre de 2013

CRITICA DE CINE: NUEVE REINAS




http://www.youtube.com/watch?v=KWUs-smqOeQ

(Este trailer no le hace justicia al filme)


Nueve Reinas. Escrita y dirigida por Fabián Liebinsky. Producida por Pablo y Cecilia Bossi. Cinematografía: Marcelo Camorino. Montaje: Segio Zottola. Con Ricardo Darin, Gastón Pauls, Leticia Brédice. Argentina, 2000. Crimen, comedia, drama.
El miércoles 16 de octubre a las 5:30, en la Sala Garbo.En el marco del Festival de Cine paz con la Tierra.

Este es un soberano filme de pillos. Dispuestos a desplumarte a punta de astucia. Por acá tenemos a Juan, estafador de poca monta. Durante un escamoteo en un minisuper se encontrará con Marcos, amañado con los mismos  ejercicios, pero aparentemente con más experiencia y con necesidad de un cómplice. A esta naciente sociedad les cae del cielo una copia casi perfecta de unas estampillas (las "Nueve Reinas"), que- según explica el falisificador- valdrán una millonada para cierto magnate español amante de la filatelia. Juan y Marcos, evangelistas de la trampa, se prestan para hacerse de una fortuna.


Casi todo el que ha visto con ojos de cinéfilo Nueve Reinas se da cuenta que el gran fuerte de este filme descansa en su guión. Un escrito agilisimo, no suelta al espectador desde que empieza el filme hasta los créditos finales. Lleno a rebosar de sorpresas, intrigas, sonrisas, puntos de giro asombrosos, humor del bueno a punta de argentinismos y diálogos iluminados. Esta atípica buddy movie- para empezar, latinoamericana- muestra a un par de antihéroes muy bien desarrollados como personajes, en una relación que rebota gozosa entre la desconfianza y la complicidad.


 Actuaciones brillantes de todo el elenco. Ricardo Darin demuestra una vez más por qué es el rostro más conocido del cine argentino a nivel internacional, lo que se ha ganado a punta de talento y trabajo.Leticia Brédice está sensual, hermosa, en el papel de hermana furiosa (suena paradójico, pero créanme, la Leti lo logra)  El montaje permite el desarrollo del cuento a un ritmo acertado, que se aúna a una sobria ambientación bonaerense. Así, tenemos a una Buenos Aires apachurrada de estafadores y gente dispuesta a estafarse, en espacios abiertos o públicos como la calle o un café concurrido- para los momentos más movidos- y en espacios más cerrados- la habitación del hotel, un par de casas, la cárcel, el baño- para permitir diálogos más intimistas y tranquilos, lo que permite al espectador ordenarse con la maraña que se arma ante nosotros. Y la música, tarareada, insinuada, como un misterio más que nos golpetea todo el camino: "Cómo se llamaba aquella canción de Rita Pavone...?"
Para reforzar el hecho de estar ante una película excepcional, recordemos que es de esas obras que Hollywood intentó llevarse. Así, hicieron un "remake"- calcado diría yo, con resultados más bien modestos- con Criminal (de Gregory Jacobs, 2004), con Diego Luna, John C. Reilly y Maggie Gyllenhaal en los protagonistas. Pero no le pueden llegar al original.  De las mejores películas latinoamericanas de los últimos años, y una de tantas razones por las que el cine de Argentina vuela alto en su país y en muchas otras latitudes. Vayan al cine, alquílenla, búsquenla en Youtube si quieren. Pero no se la pierdan.

CALIFICACION: *****

*****Excelente
****Muy Buena
***Buena
**Regular
*Mala
0 Muy Mala
00 Pésima