lunes, 24 de marzo de 2014

HECHOS MEDICOS EN EL CINE (2)

Continuando un pequeño ejercicio médico-cinéfilo, me permito anotarles algunos hechos, observaciones y curiosidades que han aparecido en el cine, relacionados con la medicina, las enfermedades y los tratamientos.




1- Una de las filmaciones más difíciles de la historia del cine fue la de Apocalipsis Ahora (Apocalypse Now, de Francis Ford Coppola, 1979). Dejando de lado los innumerables retrasos en la filmación y la malaria, los niveles de estrés del equipo llegaron a tal extremo que el protagonista, Martin Sheen (sí, el padre de Charlie), sufrió un pequeño infarto al miocardio. Tenía sólo 39 años en esos momentos, y por fortuna todavía anda por ahí,tratando de contener a su hijo.


2- La Ciudadela (The Citadel, 1938), de King Vidor, es un vivo retrato de un brillante médico rural en la Escocia de principios de siglo. El filme es basado en la novela homónima de A.J. Cronin. Nominada al Oscar a mejor película en su época, ha sido injustamente olvidada (como el libro). Otros filmes de King Vidor, como The Crowd o The Big Parade, han tenido mejor suerte.




3- ¿Quieren ver una historia de amor diferente, paisajes chinos de ensueño y  saber cómo era una epidemia de cólera a principios del siglo XX ? Busquen EL VELO PINTADO (The Painted Veil, de John Curran), con Naomi Watts y Edward Norton. Remake de un filme de 1934 con Greta Garbo.

4- Uno de los mejores filmes sobre epidemiología es, quizá, EN EL FILO DE LA DUDA (And the Band Played On, de Roger Spottiswoode, 1993). Cuenta los esfuerzos a traves de meses y años para identificar la causa de un  misterioso nuevo mal de finales de los 70 y principios de los 80, que atacaba y mataba principalmente a la población gay con infecciones antes consideradas inofensivas. Esta travesía de los primeros enfrentamientos con el Sida, cuenta con un elenco de lujo, que incluye a Mattew Modine, Richard Gere, Phil Collins, Steve Martin, Angelica Huston, Ian Mckellen...




5- Hablando de sida, la AZT, o zidovudina, fue el primer retroviral utilizado en la lucha contra este mal. Aunque casi se sataniza en la brillante  DALLAS BUYERS CLUB (2013), la verdad es que sigue siendo una de tantas armas utilizadas terapéuticas para muchos pacientes (como intentan aclarar al final del filme).





6- No es una leyenda urbana. La Revista de la Asociación Canadiense de Medicina publicó en el año 2000, un análisis sobre las probables patologías mentales de los personajes de Winnie the Pooh. Les dejo el link:

http://www.cmaj.ca/content/163/12/1557.full




7-El personaje de Colin Farrell en Saving Mr Banks (2013) sugiere un cuadro clínico de trastorno bipolar descompensado: explosiones imparables de energía y creatividad, comportamiento espontáneo que a menudo puede caer en lo errático, mal manejo de los impulsos, ataques de ira, intervalos de depresión y- en este caso- abuso de una sustancia.

8. En la escena de EL SEÑOR DE LOS ANILLOS: LAS DOS TORRES  (Lord of The Rings: The Two Towers, de Peter Jackson, 2002) Aragorn (Viggo Mortensen), en un momento de gran frustración, patea un casco enemigo y grita desesperado. El grito desesperado se origina en el hecho de que estamos presenciando el momento en que Viggo, el actor, se está fracturando dos dedos de su pie.

http://www.youtube.com/watch?v=6n0Uj41zlhU
http://www.youtube.com/watch?v=unHW5-FagHM





9- La irrepetible PARADA DE LOS MONSTRUOS (Freaks, de Tod Browning, 1932), la mayoría de los actores padecían algún problema congénito serio. Entre ellos la microcefalia (un cráneo que no se desarrolla adecuadamente), la amelia (ausencia de extremidades al nacer), o una verdadera pareja de gemelas siamesas. Al contrario de lo que muchos creen, el filme no es morboso, sino que intenta traer un soplo de dignidad  sobre la dura realidad de estos seres humanos.




10- Una de las películas que más nos recetan a los médicos en algún momento de nuestra vida es, precisamente, EL DOCTOR (The Doctor, de Randa Haines, 1991), en la que un exitoso pero deshumanizado galeno, recientemente diagnosticado con cáncer de garganta, sufre en carne propia las desazones de ser paciente en un sistema indiferente.

Luego continuaremos con más curiosidades médicas.